© 2013 MLB Advanced Media, L.P. Derechos Reservados.
PrintImprimir

01/27/13 10:30 PM ET

No necesitarían muchos refuerzos

Leach: Rays tendrían un repunte con bates de bajo perfil

Si te preguntas cómo los Rays ahora podrán arreglar su ofensiva, debes darte cuenta de que en estos momentos ese ataque no necesita arreglo. El adverso ambiente para batear en el Tropicana Field hace ver a la alineación de Tampa Bay menos potente de lo que es en realidad.

De hecho, desde el punto de vista ofensivo, los Rays fueron bastante productivos en el 2012. Fueron cuartos en la Liga Americana en carreras anotadas en la ruta. Sin embargo, en la temporada muerta Tampa Bay tuvo como prioridad reforzar su ofensiva. Enviaron a James Shield, candidato al Cy Young en el 2011, a Kansas City a cambio de un grupo de jugadores con el prospecto Wil Myers como pieza central. Es posible que el toletero no sea parte del roster de los Rays en el Día Inaugural, pero se espera que contribuya antes de que concluya la campaña.

Aún está por verse cuánta producción tendrán de Myers. El club está consciente de que deben tener paciencia con el guardabosque, quien jugó el año pasado en Triple-A Omaha y conectó un total de 37 cuadrangulares en Doble-A y Triple-A.

"Nos estamos enfocando más en el proceso que en sus estadísticas en una temporada dentro de dos o tres años", expresó el vicepresidente ejecutivo del equipo Andrew Friedman.

"Solamente mantenemos una mente abierta. Estamos entusiasmados de verlo todos los días y tenerlo en el equipo. Sabremos mejor en qué etapa está cuando comience todo eso. No es justo hacer declaraciones firmes de una manera u otra".

En 134 juegos de Ligas Menores en el 2012, Myers tuvo un promedio de .314 con un porcentaje de embasarse de .387 y .600 de slugging. Junto a los 37 jonrones, empujó 109 carreras con 98 anotadas y 26 dobletes. Fue una producción espectacular, y aunque su capacidad de hacer contacto llama la atención (sus 140 ponches fueron la mayor cantidad en su carrera), Myers claramente ya está listo para contribuir de alguna manera al nivel de Grandes Ligas.

Si la historia de los Rays es un ejemplo, el joven jardinero no tendrá una oportunidad inmediatamente. Tampa Bay con frecuencia mantiene a sus prospectos en liga menor por bastante tiempo durante sus temporadas como novatos. Eso le ofrece al club un año adicional antes de que el jugador llegue a la agencia libre y un año adicional antes de que sean elegibles para arbitraje.

No sería sorpresa si hacen lo mismo con Myers. Hace poco volvieron a firmar a Luke Scott, quien tuvo un decepcionante desempeño en el 2012 pero tuvo un repunte en la segunda mitad de la temporada. Scott sería el principal bateador designado, mientras que Sam Fuld y Matt Joyce patrullarían las esquinas de los jardines. James Loney jugaría en la inicial, lo que significa que al menos dos puestos (el jardín izquierdo y la primera base) necesitarían refuerzos.

Si es posible, los Rays buscarían agregar otro batedor, lo que les permitiría tener más paciencia con Myers -- como también les daría una alternativa si Myers no está listo en el 2013. Desean evitar lo que ocurrió la campaña pasada, cuando varias lesiones debilitaron su ofensiva.

"Haríamos un movimiento así si tiene sentido y si nos daría más profundidad", señaló Friedman. "Sabemos de primera mano lo importante que es eso. Tuvimos una gran cantidad de lesiones, aparte de la larga ausencia de Evan Longoria. Desmond Jennings se perdió un mes. Matt Joyce estuvo fuera de acción por cinco o seis semanas. B.J. Upton también perdió tiempo de juego".

Está claro que el tener al equipo en salud crearía un repunte. Longoria es un jugador de alto calibre cuando está en salud, pero el antesalista ha jugado 207 encuentros en los últimos dos años. Jennings necesita la mayor cantidad de turnos al bate posible para que pueda desarrollarse como una estrella en la Gran Carpa. Scott claramente tuvo problemas a comienzos del año mientras trataba de volver de un 2011 lleno de dolencias. Joyce ha demostrado ser un bateador de impacto, pero también deberá mantenerse en salud para que sea parte del lineup.

Los Rays ya tenían un equipo aceptable. Ya tienen las piezas para que sean mejor. Y todavía buscan más refuerzos. Muchos señalan los problemas que Tampa Bay tiene en su ofensiva, pero al final parece que tendrán un fuerte ataque.

Este artículo no estuvo sujeto a la aprobación del Major League Baseball ni sus equipos.


raysbeisbol.com