Manny Machado (Getty)

BALTIMORE -- Manny Machado presentó sus argumentos el miércoles para que le reduzcan una suspensión de cinco partidos que recibió por arrojar intencionalmente su bate al campo en un encuentro frente a Oakland el 8 de junio.

Ahora el tercera base de los Orioles tiene que aguardar el veredicto, que probablemente será emitido antes de que concluya la semana.

"Esperamos haber presentado buenos argumentos", afirmó.

Machado arrojó su bate en dirección de la tercera base durante una presentación en el plato en la que el relevista dominicano Fernando Abad de Oakland envió lanzamientos sucesivos altos y cerrados. Después de que el bate salió volando, ambas bancas se vaciaron.

Machado y Abad fueron expulsados. Posteriormente Abad fue multado, pero no suspendido.

El lanzamiento del bate fue una extensión de una riña que comenzó en el primer partido de la serie dos días antes. Machado le gritó en la cara a Josh Donaldson de Oakland después de que el antesalista lo tocó con la pelota en el pecho, haciéndolo perder el equilibrio.

Las casetas también se vaciaron en esa confrontación, pero nadie resultó expulsado.

Posteriormente Machado fue suspendido y multado con una cantidad no revelada. De inmediato apeló el castigo y desde entonces ha estado jugando con Baltimore.

Machado, su agente y Dan Duquette, vicepresidente ejecutivo de los Orioles, hablaron aproximadamente una hora el miércoles con Joe Garagiola Jr., vicepresidente de estándares y operaciones en el campo de las Grandes Ligas. La reunión se llevó a cabo en el almacén que está detrás de Camden Yards.

"Lo hicimos", dijo Machado. "Ahora es sólo cuestión de esperar y ver qué va a ocurrir".

Esperaba que le redujeran la suspensión y, de ser posible, que se la quitaran completamente.

"En este momento no hay nada de que hablar", dijo Machado. "Sólo esperar y ver cuántos partidos voy a ser suspendido; espero que ninguno y que sólo me multen".

Al preguntársele por qué se mostraba optimista, respondió: "No le lancé el bate a nadie. Y punto. En todos los otros casos en los que ha habido suspensiones han ocurrido cuando le arrojan el bate intencionalmente a la persona. No quiero traer mala suerte, para nada. Sólo quiero intentar (defenderme) y que me den (una suspensión por) la menor cantidad de partidos posible".

Si lo suspenden, Machado y los Orioles esperan que la decisión sea emitida después de la doble cartelera del viernes ante Tampa Bay.