ST. PETERSBURG -- Robinson Canó remolcó dos carreras al pegar un doble con la casa llena y los Marineros de Seattle blanquearon el lunes a los Rays de Tampa Bay por segundo partido seguido, esta vez con pizarra de 3-0.

Cinco lanzadores de Seattle se combinaron para lanzar pelota de cinco hits. Los Marineros ampliaron a 19 partidos su racha sin permitir carreras y ganaron por octava ocasión en nueve encuentros.

Los Rays han perdido 13 partidos de 14 y cargan sobre su espalda la peor foja de las Grandes Ligas en 24-41. La última vez que estuvieron 17 juegos por debajo de los .500 fue a fines de 2007, el último año en que se llamaron Devil Rays.

Canó pegó su destacado imparable durante un tercer inning de tres carreras frente a David Price (4-6), que ponchó a 10 en ocho innings. El ganador del premio Cy Young de 2012 en la Liga Americana ha perdido tres decisiones seguidas y no ha ganado en nueve aperturas desde que derrotó a Minnesota el 22 de abril.

El nicaragüense Erasmo Ramírez, el abridor de los Marineros, no permitió carreras, pero no logró seguir adelante más allá del quinto inning como para hacerse acreedor a la victoria. El derecho de 24 años toleró cuatro imparables y regaló cinco bases por bolas en poco más de cuatro entradas.

Joe Beimel (1-1) retiró a los dos bateadores que enfrentó para llevarse el triunfo, y el dominicano Fernando Rodney trabajó una novena entrada perfecta, lo que le permitió llevarse su 18vo salvamento en 20 oportunidades.

Por los Marineros, el dominicano Canó de 3-1, con dos anotadas.

Por los Rays, el cubano Yunel Escobar de 4-1. El puertorriqueño José Molina de 3-0.