SYDNEY -- El inicialista mexicano de los Dodgers, Adrián González, tiene rigidez en la espalda que surgió durante su visita a las atracciones turísticas en Sydney, pero no eso no le impediría jugar en la Serie Inaugural contra los D-backs.

"Solamente necesito descansar", declaró González, quien abandonó el juego de exhibición contra la selección de Australia en la cuarta entrada. "He caminado bastante por la ciudad. Estaré bien para el sábado. Les aseguro que me sentiré mejor mañana".

González señaló que sintió las molestias durante los estiramientos antes del partido, pero jugó con la esperanza de que desaparecieran.

"Le di swing a un lanzamiento en mi segundo turno y no me sentí bien", explicó el primera base. "Continué en el juego porque no quería salir en medio del turno".