Miguel Cabrera. (Matt Slocum/AP)

CARACAS, Venezuela--El pelotero venezolano Miguel Cabrera, de los Tigres de Detroit, recibió el sábado la Orden Generalísimo Francisco de Miranda en su primera clase de manos del presidente Nicolás Maduro.

En un acto realizado en una cancha de béisbol en el Fuerte Tiuna, la mayor instalación militar del país, Maduro entregó la condecoración a Cabrera, quien conquistó el título de Jugador Más Valioso de la Liga Americana por segunda ocasión consecutiva en 2013, una temporada después de ganar la primera Triple Corona de la MLB en 45 años.

En el 2013 de nuevo lideró las Grandes Ligas al batear .348. También pegó 44 jonrones e impulsó 137 carreras, en ambos rubros la segunda mejor marca.

Cabrera se convirtió en el primer jugador en ganar en temporadas consecutivas el premio al Jugador Más Valioso en la Liga Americana desde que Frank Thomas lo consiguió con los Medias Blancas en 1993 y 1994. El dominicano Albert Pujols ganó el premio de la Nacional en 2008 y 2009.

En la ceremonia del sábado, Cabrera y Maduro estuvieron acompañados de David Concepción, otrora campocorto estelar de los Rojos de Cincinnati y miembro de la legendaria Gran Maquinaria Roja, equipo plagado de astros que se alzó como campeón de la Serie Mundial de 1975 y 1976.

Concepción --que jugó con los Rojos durante sus 19 años en las mayores, en las que destacó a la defensiva y exhibió un habilidoso bateo, una excepción en esa época para un campocorto-- fue el ídolo de la infancia de Cabrera, en buena medida por ser un notable heredero de una estirpe de grandes torpederos nacidos en Venezuela, entre ellos Luis Aparicio, el único venezolano exaltado al Salón de la Fama del béisbol estadounidense.

En el acto, en el que Maduro luego mostró sus dotes como lanzador en un partido entre expeloteros y funcionarios gubernamentales, también fue reconocido con la orden Francisco Miranda el bateador designado Alex Cabrera, quien viene de superar el récord de 20 jonrones del béisbol profesional venezolano en una temporada.

La histórica marca la poseía el ahora fallecido receptor Baudilio "Bo" Díaz desde la campaña de 1979-1980, cuando empalmó 20 vuelacercas con los Leones del Caracas. Cabrera, en su primera temporada completa en años y tras su retiro luego de una larga carrera en Japón, dejó marca de 21 vuelacercas. El "Samurai" se convirtió en el primer triple coronado de la liga venezolana al terminar con promedio de .391 de promedio, 21 jonrones y 59 remolcadas.

Díaz, fallecido en un accidente doméstico en 1990, jugó en las mayores entre 1977 y 1989 con los Medias Rojas de Boston, Indios de Cleveland, Filis de Filadelfia y Rojos de Cincinnati.

A diferencia de la mayoría de los países latinoamericanos, en Venezuela el béisbol es el deporte más importante, en lugar del fútbol.