Adam Wainwright. (Jeff Roberson/AP)

SAN LUIS-- Adam Wainwright estuvo mucho mejor en su segunda actuación en la Serie Mundial. Pero aun así, los Cardenales de San Luis necesitaban mucho más de su as.

El ganador de 19 partidos fue superado nuevamente por Jon Lester, al perder 3-1 ante los Medias Rojas de Boston en el quinto juego el lunes.

"Nunca es fácil", dijo Wainwright. "Una derrota es una derrota. En la séptima entrada ellos hicieron algunos buenos swings".

A pesar de recetar 10 ponches el lunes, Wainwright no pudo evitar que los Cardenales quedasen abajo 3-2. Para ganar la Serie Mundial por segunda ocasión en tres años tendrán que recuperarse como visitantes.

"Será legendario si vamos a Boston y ganamos dos partidos", dijo el pitcher derecho.

Hace dos años, los Cardenales derrotaron a los Rangers de Texas en el sexto y séptimo partido para dar al manager Tony La Russa un buen regalo de jubilación.

Para completar la hazaña para el manager Mike Matheny en Boston, San Luis primero deberá recurrir al novato Michael Wacha, el mejor lanzador del equipo esta postemporada con una foja de 4-0 y un promedio de efectividad de 1.00.

A juzgar por el flojo desempeño de la ofensiva de los Cardenales, posiblemente necesiten otra actuación deslumbrante del derecho de 22 años que fue el Jugador Más Valioso de la serie de campeonato de la Liga Nacional. El rival de Wacha en el sexto juego, el miércoles, será John Lackey.

"Es una gran oportunidad que tenemos de ir allá y demostrar el tipo de equipo que somos, lo duros que somos mentalmente", declaró Matheny. "Tendremos a Michael y lanzará un gran juego".

Wainwright es el primer lanzador de los Cardenales en alcanzar dos dígitos de ponches en la Serie Mundial desde que Bob Gibson, que está en el Salón de la Fama, lo logró contra los Tigres de Detroit en 1968, un récord de Serie Mundial con 17.