La última salida de Jake Peavy fue el 25 de septiembre.

ST. PETERSBURG -- Los Rays demostraron que nunca se dan por vencidos al alcanzar foja de 4-0 en juegos de vida o muerte este año, al remontar una desventaja de tres carreras para mantener su temporada -- y su Serie Divisional de la Liga Americana contra los Medias Rojas -- con vida.

Es cierto que el equipo de Boston que lucía invencible en los primeros dos compromisos en el Fenway Park no pudo completar la barrida. Pero los Medias Rojas, que anotaron un total de 19 carreras en el Juego 1 y 2, todavía están al mando con una ventaja de 2-1.

"Volveremos hambrientos de ganar", dijo Ortiz acerca de la mentalidad de su equipo para el Juego 4. "Sabemos que esto sigue. Estamos conscientes de que debemos salir a jugar, lanzar bien y anotar carrera. Debemos salir a hacer lo necesario para ganar el partido".

Tampa Bay ha ganado cuatro encuentros de vida o muerte en un trecho de nueve días y se llevaron una drámatica victoria en el Juego 3 con el cuadrangular decisivo del venezolano José Lobatón que fue simbólica del aguerrido equipo del manager Joe Maddon.

"Demostró la personalidad de este club en estos momentos y el hecho de que no bajaremos los brazos", señaló el abridor del Juego 3, Alex Cobb, acerca de un equipo que prometió regresar a Boston para un quinto partido después de caer en un abismo de 0-2. "Tendrán que quitarnos el último respiro y al final seguiremos luchando. Esto será bien divertido. No creo que esto se acabará pronto".

Boston enviará a Jake Peavy a la lomita para ayudar a evitar un decisivo Juego 5 y el derecho tiró en un juego simulado la semana pasada para mantenerse en forma.

"Hice todo lo necesario para mantener ese ritmo", declaró Peavy, quien abrió por última vez el 25 de septiembre. "John Lackey demostró el otro día que el largo descanso puede afectar tu comando un poco. Pero al final, no debe haber excusa. Saldré y encontraré una manera de hacer mi trabajo como lo hizo John".

Tampa Bay responderá con Jeremy Hellickson, quien irá en lugar de Chris Archer pese a una frustrante temporada en la que tuvo 12-10 con 5.17 de efectividad.

"Cada juego de vida o muerte se siente como un partido cualquiera hasta que sales y ves a los aficionados y haces las jugadas, ahí es que te entusiasmas más. Pero esta es la situación en que queremos estar", declaró Hellickson. "Sabemos que podemos ganar tres en fila. No será nada fácil, pero podemos lograrlo".