Edinson Vólquez.

LOS ANGELES - Edinson Vólquez dice que las negociaciones con los Dodgers que resultaron en su contratación el viernes no incluyen garantías para la campaña del 2014, pero al dominicano le gusta la idea de permanecer en el club más allá de esta temporada.

"¿Por qué no?" exclamó el derecho de 30 años de edad, quien fue dado de baja por los Padres. "Me gusta lo que estoy viendo. Los muchachos aquí son muy agradables. Quizás me traigan de regreso".

El club tiene varias decisiones que tomar con respecto a la parte trasera de la rotación. Hyun-Jin Ryu y Zack Greinke están firmados a contratos largos. Clayton Kershaw estará de regreso por medio del arbitraje salarial o con un nuevo contrato.

Pero Josh Beckett y Chad Billingsley vienen de someterse a operaciones que le pusieron fin a sus campañas. Ricky Nolasco, cuyo salario actual es de US$11.5 millones, es un agente libre en posición de conseguir un aumento considerable por varios años. También está la opción mutua de Chris Capuano de $8 millones. Si el club quiere ahorrar, puede acudir a los prospectos Stephen Fife, Zach Lee, Ross Stripling y Matt Magill.

Después del debut de Vólquez con los Dodgers el viernes, en el cual el quisqueyano lanzó una entrada en blanco, el manager de los Dodgers, Don Mattingly, dijo que el equipo está tratando de programarle una apertura, aunque todavía no se ha fijado una fecha. Por su parte, Vólquez se considera un abridor.

"Ahora es cuestión de que Ricky (Honeycutt, el coach de pitcheo) mire el calendario y cómo queremos llevar las cosas de aquí en adelante", dijo Mattingly. "¿Le damos un día o dos adicionales a los muchachos? Eso dictará lo que hagamos.

"Con el día libre (el jueves), todo el mundo tiene un día extra. Después tenemos otra racha sin respiro. Dependiendo de dónde estemos y qué esté pasando, comenzaremos a tomar decisiones sobre el descanso adicional sin interrumpir sus rutinas. Creo eso es lo primordial. Empiezas a hacerle cambios a Kershaw y a Zack, que no les gusta salirse de sus rutinas. Vamos a tratar lo más que podamos que los muchachos mantengan sus rutinas, pero también vamos a ser cautelosos si es posible".

Vólquez dijo que comenzó a analizar videos de sus actuaciones con Honeycutt, quien notó una diferencia en su mecánica en comparación con el 2008, cuando el dominicano ganó 17 juegos y fue convocado al Juego de Estrellas.  

"Notó una pequeña diferencia en la manera en que se separo la mano del guante al principio", dijo Vólquez.