TORONTO -- Derek Jeter experimentó emociones encontradas mientras se preparaba para volver otra vez a la alineación de los Yanquis.

"Estoy emocionado, ansioso, nervioso, contento... ¿qué más puedo sentir?", dijo el capitán de Nueva York.

Jeter abandonó la lista de los lesionados antes del encuentro del lunes, ante Toronto. Comenzó como campocorto y bateó segundo en el orden contra los Azulejos.

El torpedero se fracturó el tobillo izquierdo en la Serie de Campeonato de la Liga Americana en octubre pasado, y se perdió los primeros 91 encuentros de este año. Desde entonces, Jeter ha debido ingresar un par de veces más a la lista de inhabilitados, primero por un tirón en el cuadríceps derecho y más recientemente por una distensión en la pantorrilla derecha.

"Ojalá que esta vez podamos retenerlo", dijo el manager de los Yanquis, Joe Girardi. "No hemos tenido fortuna en las dos ocasiones anteriores".

Han sido fugaces los dos regresos anteriores del campocorto, 13 veces electo para el Juego de Estrellas. Se mantuvo saludable durante sólo tres turnos como bateador designado, antes de sufrir el tirón de cuadríceps. Luego, participó apenas en cuatro compromisos antes del problema con la pantorrilla.

"Espero no tener problemas, en serio", dijo Jeter. Añadió que no ha podido recuperar la fuerza que quisiera en sus piernas desde la lesión inicial en octubre.