Yunel Escobar. (J. Meric/Getty Images)

ARLINGTON - Como usualmente sucede en sus recesos de temporada, los Rays sufrieron algunas modificaciones este pasado invierno.

Y este año en particular, la defensa de Tampa Bay luce mejorada. En el juego del miércoles vimos cómo Ben Zobrist hizo un tiro al plato en la octava para completar un doble-play y finalizar la entrada en la victoria de los Rays por 2-0 sobre los Rangers. Y parece que la defensa ha sido el factor clave en este equipo desde que comenzó la campaña regular.

"Algo que nos faltó el año pasado fue una buena defensa", manifestó el lanzador dominicano Joel Peralta. "Y hasta ahora, nuestra defensa ha estado de lujo. Tan pronto cuando un par de nuestros muchachos comience a encenderse con el bate, definitivamente vamos a ganar muchos juegos".

Utilizando el porcentaje de fildeo como medida, la defensa de Tampa Bay pasó de ser la mejor de la Liga Americana en 2011 (.988) a ser la peor el año pasado (.981). Adquisiciones clave este año incluyen al infielder Kelly Johnson, al shortstop cubano Yunel Escobar y al inicialista James Loney, cada uno de ellos con un guante muy seguro.

"Ha sido divertido ver en acción a nuestra defensa en el arranque este año", dijo el vicepresidente ejecutivo de operaciones de béisbol, Andrew Friedman. "Hemos visto muchas jugadas ordinarias convertidas en outs, y las jugadas excepcionales han sido clave en los juegos que hemos ganado hasta ahora".

El manager Joe Maddon también destacó la mejorada defensa del club este año. Los Rays jugaron 55 entradas antes de cometer su primer pifia de la campaña.

"La defensa ha dado la cara desde el arranque", elogió Maddon. "Hemos tenido un par de jugadas de tira y tira que hemos ejecutado exitosamente. Las jugadas de rutina se han completado de esa manera. … Incluso la defensa también se ha hecho notar en los jardines. Sam [Fuld hizo] algunas buenas jugadas, Desmond ha lucido con atrapadas contra la barda. Entonces, los jardineros también han hecho lo suyo. Ha sido algo muy bueno".

En lo particular, la adquisición de Escobar parece estar dando excelentes resultados en la defensa. Su llegada ha solidificado la posición de campo corto de la misma manera que sucedió tras la contratación de Jason Bartlett en 2008. Maddon elogio la adaptabilidad del cubano a todo el shifting que Tampa Bay hace en cada partido.

"Yunel ha sido capaz de adaptarse a todas esas maniobras en la defensa", indicó Maddon. "Y creo que le está gustando, porque en la mayoría de las veces ha sabido posicionarse en el lugar correcto. Roletazos por el medio del cuadro, el muchacho ha estado ahí. Roletazos al hueco, le ha sabido llegar también. Ha sabido atacar los batazos y hacer un tiro fácil a la inicial".

Otra mejoría en la defensa llegó con la presencia de un Evan Longoria sano de regreso en la "esquina caliente". Y el antesalista admitió que está impresionado con la manera en que el equipo "ha sabido manejar muchas situaciones" este año.

"Hemos podido armar rallies certeros en las últimas entradas", destacó Longoria. "Hemos exhibido nuestro espíritu de lucha -mucho corazón. Y esas cosas serán vitales para ganar juegos. Algo que resalta en mi mente ahora mismo es que nuestro pitcheo abridor no ha estado bien, pero sabemos que tarde o temprano dará la cara. Creo que este equipo tiene las piezas para contender por el campeonato".

A pesar de amanecer el jueves con un récord negativo (4-5), en el clubhouse de los Rays se respira optimismo.

"El ambiente aquí es excepcional", subrayó Peralta. "Estamos confiados de que nos irá mucho mejor. Estamos en espera de repuntar como equipo -- pitcheo, bateo y defensa al mismo tiempo".

Con 153 juegos por disputarse en la temporada regular y con las cosas buenas que este equipo ha mostrado en el arranque, los fanáticos de los Rays deben sentirse optimistas.

"Creo que la vibra en este equipo es extremadamente buena", dijo Friedman. "Los recién llegados han encajado perfectamente. Estamos ansiosos por ver qué sucede en los próximos seis meses".