Robinson Canó.

TAMPA, Florida - El lineup de los Yankees para el Día Inaugural será construido a base del poderoso bate del dominicano Robinson Canó, pero el segunda base dice que no siente ninguna presión extra para cargar con el equipo.

"Va a ser difícil", dijo Canó al respecto. "Siempre quieres empezar con un lineup con todos los titulares. No quieres que nadie se lesione, pero eso es parte de la vida. Espero que sanen y vuelvan pronto, y que podamos mantenernos en la pelea, para que así ellos puedan ayudarnos a clasificar para los playoffs cuando regresen."

Canó afirmó que a los Yankees les harán falta los aportes de jugadores como Mark Teixeira, Alex Rodríguez y Derek Jeter al principio de la temporada, pero que Kevin Youkilis y Travis Hafner podrían ayudar a reducir el impacto de la ausencia de los primeros tres.

"Contamos con muchachos como Youk que llevan mucho tiempo en el juego", dijo Canó. "Tenemos a Hafner y otros que uno espera puedan llegar y tener una gran temporada por nosotros y ayudarnos a ganar los juegos hasta que vuelva el resto de los muchachos."

Canó ha dicho que se siente afortunado de haber evitado las lesiones que tanto han afectado al equipo de Nueva York. El quisqueyano volvió a la acción de la Liga de la Toronja el jueves, luego de perderse el partido del miércoles debido a un virus estomacal.

"Me siento bien", manifestó. "Me siento bien y mi cuerpo se siente bien. Eso es lo único que importa. Cuando empieza una temporada, eso es lo que quieres. Espero sentirme así durante toda la campaña."

Canó, de 30 años de edad, viene de un 2012 en que bateó .313 con 33 jonrones y 94 empujadas por los Yankees.

En la Liga de la Toronja se ha visto limitado a 10 partidos, debido a su brillante participación en el Clásico Mundial de Béisbol.

En dicho torneo, Canó bateó .469 (32-15) con cuatro dobles, dos jonrones, seis empujadas, OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de 1.296 y un total de 25 bases alcanzadas en ocho juegos. Fue nombrado Jugador Más Valioso del Clásico y ayudó a la República Dominicana convertirse en el primer campeón invicto en la historia del evento.