Adrián González

MEXICO -- México le apostará a un sólido cuerpo de lanzadores y al liderazgo de su estrella Adrián González para tratar de superar sus actuaciones pasadas en el Clásico Mundial de Béisbol.

La rotación de los mexicanos incluye a cinco lanzadores que militan en Grandes Ligas, destacándose Yovani Gallardo. El relevo intermedio cuenta con los brazos experimentados de Dennys Reyes y Oliver Pérez y el cerrador es Sergio Romo, quien ponchó a Miguel Cabrera para sacar el último out de la Serie Mundial para los Gigantes de San Francisco.

"Tenemos un gran pitcheo, muy redondo, con buenos abridores, tenemos sólidos intermedios y un cerrador como Romo que fue una estrella en la Serie Mundial", dijo a la AP, Alonso Pérez, presidente de la Federación mexicana de béisbol.

La mejor campaña de México fue en el primer Clásico, en 2006, en el que alcanzaron la segunda ronda.

"El equipo está muy bien, queremos superar lo que hicimos antes... y llegar a las semifinales en San Francisco", agregó Pérez.

Entre los abridores mexicanos destaca la figura de Gallardo, el derecho de Cerveceros de Milwaukee que viene de una temporada en la que tuvo récord de 16-9 con una efectividad de 3.66, por lejos el mejor lanzador mexicano de la actualidad. El otro es el zurdo Jaime García, de los Cardenales de San Luis y que declinó participar tras haber sufrido una lesión en la pasada postemporada.

Además de Gallardo, la rotación incluye a Luis Mendoza (Kansas City), Alfredo Aceves (Boston), Rodrigo López (Filadelfia) y Marco Estrada (Milwaukee).

"Es una lástima que Jaime se haya bajado, también queríamos a (Jorge) De la Rosa y a Ricky Romero, de Toronto, pero no se pudo", dijo Pérez. "Aún así creo que el pitcheo es lo más fuerte, pero no podemos dejar de lado que es un gran equipo a la defensiva, con Adrián, Ramiro Peña y el `Cochito' (Luis) Cruz y entre los bateadores tenemos de profundidad también".

A la ofensiva la gran estrella es González, el inicialista de los Dodgers de Los Angeles que disputará su tercer Clásico. A diferencia de las ediciones anteriores, el "Titán" ahora tiene un papel más protagónico. No sólo es el capitán del equipo, pero también intervino en la elección del manager y de los jugadores.

"Cuando los dirigentes me dijeron que querían que fuera el capitán, lo primero que dije es, `si yo soy capitán' porque quiero poner al mejor equipo para ganar el Clásico", dijo González, quien la temporada pasada bateó 18 cuadrangulares con Boston y los Dodgers.

Además de González, el bateo de México contará con Jorge Cantú, un jugador que militó en Grandes Ligas con cinco equipos, el último San Diego en 2011 y con Karim García, un veterano de 37 años de edad que vistió siete franelas en las Mayores.

México también espera contribuciones de los infielders Peña (Bravos de Atlanta) y Luis Cruz (Dodgers).

El piloto de los mexicanos será Rick Rentería, quien trabaja como coach de banca de los Padres de San Diego. Lo acompañarán Rubén Amaro, Fernando Valenzuela, Teodoro Higuera, Nick Leyva, Ever Magallanes y Juan Gabriel Castro.

Con esos ingredientes, México espera ser capaz de superar la segunda ronda, instancia en la que han sido eliminados en las pasados dos ediciones del torneo.

"Ahora no estaremos satisfechos con sólo pasar a la segunda tanda, vamos con la idea de ser campeones y si no lo somos no vamos a estar satisfechos, vamos a dejar todo en el campo. Esta vez vamos por el campeonato", afirmó González.

Antes de pensar en eso, los mexicanos deberán superar la primera fase. Fueron colocados en el Grupo D del torneo junto con Estados Unidos, Italia y Canadá.

"En la primera ronda debemos de ganar dos partidos sólo con el pitcheo y ya con eso pasamos a Miami", dijo Pérez sobre la sede de la segunda ronda del torneo. "Ya estando ahí queremos superar esa etapa que es lo que anhelamos todos, no es un equipo de súper figuras, pero es muy balanceado y podemos lograrlo".