FILADELFIA - El inicialista de los Rayos, el dominicano Carlos Peña, estaba parado junto a su armario menos de media hora después de ver a sus compañeros quedarse cortos ante los Filis en una derrota de 4-3 en el Juego 5 que lo hizo miembro del equipo perdedor de la Serie Mundial.

Peña estaba de un humor sombrío pero no se veía derrotado. Era un miembro orgulloso de los campeones de la Liga Americana y no le molestaba que los Filis estuvieran celebrando su primer título de Serie Mundial desde 1980 a sólo unas yardas de distancia.

"Para nosotros, pudimos jugar béisbol por cuatro semanas más y fue mágico", dijo Peña. "Estoy triste que perdimos porque pensé hasta el final que teníamos una oportunidad pero estoy feliz de ser parte de este equipo. Hoy termina la historia de este año pero veo un buen futuro para nosotros. Estoy muy optimista".

Peña no es el único. Los Rayos pasaron de ser los peores a ser los mejores en una temporada histórica en St. Petersburg. Peña se concretó como el líder del equipo mientras que jugadores como el venezolano Dioner Navarro, B.J. Upton, Evan Longoria y David Price brillaron. Scott Kazmir se destacó al frente de una joven rotación abridora y el bullpen luchó durante toda la temporada sin un cerrador.

"Este a sido un año increíble para nosotros de muchas maneras diferentes, para llegar a este punto", dijo el piloto de los Rayos, Joe Maddon. "Poca gente en este país o en el mundo del béisbol hubieran podido predecir que llegaríamos hasta aquí. Estoy muy orgulloso de nuestros muchachos".

"Hicimos una poderosa declaración", añadió. "Lo veo como sólo el comienzo. El próximo año, llegaremos a los Entrenamientos Primaverales con todo este impulso de esta temporada."

El Juego 5 comenzó el lunes pero fue retrasado por 46 horas debido al mal tiempo. Los equipos reanudaron el partido el miércoles con el marcador empatado a 2 en la sexta entrada. Cuando comenzaron a jugar de nuevo, Geoff Jenkins conectó un doble y anotó para darle una ventaja de una carrera a los Filis. El jardinero derecho de los Rayos, Rocco Baldelli, respondió con un cuadrangular en la séptima entrada para empatar el juego a 3.

En la parte baja de esta entrada, el corredor emergente de los Filis, Eric Bruntlett, anotó gracias a un sencillo del dominicano Pedro Féliz para darle a Filadelfia una ventaja de 4-3 que nunca perdería.

Después del partido, Maddon se dirigió a su equipo en una reunión privada antes de despedirse de ellos con un mensaje de esperanza.

"Sólo quería que supieran, más allá de todo lo que pasó en el campo de béisbol, que estoy más orgulloso de su desarrollo como personas", dijo. "Me encantó como se comportaron. Creo que nos presentamos muy bien". Maddon, como Peña, sabe que los Rayos nunca serán los mismos.

"Nuestras mentes se han ampliado", dijo Maddon. "No creo que nuestros muchachos se vuelvan a conformar con irse a casa en octubre".