ST. PETERSBURG, Florida -- Evan Longoria y los Rays de Tampa Bay lucieron a sus anchas en su debut en los playoffs.

El novato tercera base disparó jonrones en sus dos primeros turnos al bate y los sorpredentes campeones del Este de la Liga Americana arrancaron con el pie derecho en su estreno de postemporada al vencer el jueves por 6-4 a los Medias Blancas de Chicago en la serie divisional.

Tras 10 temporadas como el hazmerreír de las mayores, Tampa Bay se alzó con la división en gran medida por amasar al mejor récord como locales durante la temporada regular.

Y no sintieron ninguna forma de pánico escénico por jugar en el mes de octubre, al llevarse la victoria en su Tropicana Field mediante una buena apertura de James Shields y que Grant Balfour supo sortear un atolladero con las bases llenas.

Los Rays quedaron en los últimos puestos en cuanto a asistencia este año, pero tuvieron lleno completo de 35.041 aficionados. El segundo juego será el viernes, cuando Scott Kazmir (12-8) abrirá por Tampa contra Mark Buehrle (15-12).

"Queremos ganar estos dos juegos ahora. Tenemos una gran ventaja en casa", dijo Longoria.

Chicago venció el martes a Minnesota en un juego de desempate por el título de la Central de la Liga Americana, y se puso arriba 3-1 con un jonrón de tres carreras de Dewayne Wise en el tercer inning.

Pero su abridor puertorriqueño Javier Vázquez, con un historial de decepciones en partidos clave, no pudo mantener la ventaja.

Longoria se convirtió en el segundo jugador en conectar jonrones en sus primeros turnos al bate en postemporada, emulando a Gary Gaetti de Minnesota en 1987.

Longoria inició el año en las menores, pero rápidamente fue llamado a las mayores y se ganó una plaza en el Juego de Estrellas. Sonó 27 vuelacercas en la campaña, pese a que se perdió 30 partidos por una fractura de la muñeca derecha.

"Este tipo va a ser una estrella ... Un pelotero fuera de serie", dijo el manager de los Medias Blancas Ozzie Guillén. "Eso lo ves en su rostro".

Jonroneó ante el primer lanzamiento al abrir el segundo inning. Se encargó de restablecer una ventaja 4-3 para Tampa con otro bambinazo solitario en el tercero cuando le conectó a una recta de Vázquez que se quedó muy alta sobre el plato.

"Sólo traté de pescar un lanzamiento que podía pegarle encima del plato", contó Longoria.

También conectó un sencillo remolcador y se fue de 3-3 con impulsadas.

Los Rays ganaban 6-3 en el séptimo cuando el partido se puso tenso.

Balfour relevó a Shields con las bases llenas y un out, y ponchó a Juan Uribe. Orlando Cabrera vino a batear, pateó tierra hacia el montículo y dio la impresión que el colombiano le gritaba algo a Balfour. El relevista caminó hacia el plato hasta que el umpire Joe West lo detuvo.

Balfour ponchó a Cabrera para poner fin a la amenaza y con la mano le apuntó al torpedero de los Medias Blancas. El cruce sacó de la banca al manager Joe Maddon y a su coach Dave Martínez, y más palabras se intercambiaron entre Martínez y la caseta de Chicago.

Cabrera señaló que respondió a algo que Balfour dijo.

"Me dicen que él siempre se pone muy emocionado", contó Cabrera. "No sabía, así que yo me molesté un poquito y se me subieron los ánimos ... Fue algo que se dio en un momento del partido".

Shields toleró tres carreras y seis hits en seis innings y un tercio. Balfour ponchó a los dos bateadores que enfrentó y J.P. Howell trabajó un octavo perfecto.

Dan Wheeler permitió un jonrón solitario a Paul Konerko antes de llevarse el rescate. Wheeler quedó como el cerrador tras los problemas físicos de Troy Percival.

Vázquez permitió seis carreras y ocho hits en cuatro entradas y un tercio, en su cuarta apertura seguida que pierde y en lo que no pasó del quinto episodio.

"Tenemos que ganar mañana", declaró Guillén. "No es de vida o muerto, pero yo prefiero volver a casa con una victoria en vez de estar contra la pared. Lo hemos estado varias veces antes, pero hemos salir adelante".

Los Rays no pudieron contar con su primera base dominicano Carlos Peña. El toletero tuvo que salir del juego en el segundo inning debido a visión borrosa en el ojo izquierdo.

Se informó que Peña se arañó accidentalmente el ojo el miércoles por la noche en su casa. La lesión no es de gravedad y se espera que vuelva para el segundo partido.

Por los Medias Blancas, el colombiano Orlando Cabrera de 4-0. El dominicano Juan Uribe de 2-0. El cubano Alexei Ramírez de 3-1, una anotada.

Por los Rays, los dominicanos Carlos Peña de 1-0 y Willy Aybar de 2-1, una anotada y remolcada. El venezolano Dioner Navarro de 4-1.